La fusión de la empresa de redes sociales de Trump podría proporcionarle el dinero que necesita

Las acciones de la empresa de redes sociales del expresidente Donald J. Trump podrían comenzar a cotizar en las bolsas de valores a partir del lunes, aumentando inmediatamente su patrimonio neto en unos 3.000 millones de dólares, riqueza que Trump podría aprovechar para pagar sus crecientes costos legales. busca un segundo mandato presidencial.

Trump necesita urgentemente efectivo antes del lunes para cubrir una multa de 454 millones de dólares impuesta por un juez de Nueva York, quien descubrió que infló de manera fraudulenta el valor de sus propiedades inmobiliarias en tratos con bancos. Esta semana pidió al tribunal de apelaciones que suspendiera la sentencia o aceptara una fianza mucho menor. El año pasado, uno de sus comités de acción política gastó 50 millones de dólares en honorarios legales.

El inminente debut público de Trump Media & Technology Group –la empresa matriz de la plataforma digital Truth Social– podría brindarle a Trump una manera de recaudar dinero, pero no será fácil.

Trump Media se hace pública al fusionarse con una empresa fantasma que cotiza en bolsa llamada Digital World Acquisition Corporation. Se espera que los accionistas de Digital World aprueben la fusión el viernes, después de años de retrasos causados ​​por investigaciones regulatorias y penales que estuvieron a punto de descarrilarla.

Según los términos del acuerdo de fusión, los principales accionistas de Trump Media no pueden vender sus acciones durante seis meses. La llamada cláusula de bloqueo, que normalmente se aplica a cualquier empresa que cotiza en bolsa, tiene como objetivo limitar el número de acciones disponibles para la venta y negociación y evitar la percepción de que los primeros accionistas no tienen confianza en el futuro de la sociedad.

Pero como Trump tiene una enorme influencia sobre la empresa con una participación de más del 60%, y como su marca es fundamental para el éxito de Trump Media, puede intentar eludir esas disposiciones. Trump puede pedirle a la junta directiva de Digital World que renuncie a sus restricciones sobre la venta de acciones antes de que se vote sobre la fusión planificada con Trump Media.

O podría esperar hasta que Trump Media comience a cotizar antes de pedir a los miembros de su junta directiva (algunos de los cuales también están en la junta directiva de Digital World) que renuncien al período de bloqueo. Es probable que la junta directiva de siete miembros de Trump Media esté abierta a esa solicitud, en parte porque se espera que incluya a tres ex miembros de su administración. Su hijo mayor, Donald Trump Jr., también se unirá a la junta.

Trump también podría obtener la bendición de la junta para transferir sus acciones a un fideicomiso o regalárselas a un miembro de la familia. Al colocarlas en un fideicomiso, Trump podría utilizar las acciones como garantía para un préstamo; un miembro de la familia también podría solicitar préstamos para tales acciones.

Si la votación de los accionistas sale como se espera el viernes, Trump Media comenzará a cotizar la próxima semana con el símbolo bursátil DJT. Según el precio actual de las acciones de Digital World, las 79 millones de acciones de Trump valdrán más de 3.000 millones de dólares, además de los 2.600 millones de dólares que Forbes estimó que valía Trump en octubre.

Pero es difícil predecir cómo se negociarán las acciones de Trump Media, dado que está perdiendo decenas de millones de dólares y generó sólo 3,3 millones de dólares en ingresos publicitarios en los primeros nueve meses del año pasado.

Una vez que se complete la fusión, los aproximadamente 400.000 accionistas de Digital World, la mayoría de ellos inversores individuales, se convertirán en accionistas de Trump Media. Y muchos de los accionistas de Digital World han apoyado durante mucho tiempo las acciones de Truth Social (y de Trump). Desde enero, a medida que Trump se acercaba a asegurar la nominación republicana y las posibilidades de aprobación del acuerdo aumentaban, las acciones de Digital World se han disparado, subiendo más del 140% este año, haciendo que la participación del ex presidente de la compañía sea aún más valiosa.

Para Truth Social, la fusión permitirá que el sitio de redes sociales expanda “el ámbito de la libertad de expresión y el debate vigoroso en una época de censura sin precedentes por parte de las grandes empresas tecnológicas y el propio gobierno”, dijo un portavoz de Trump Media.

Trump Media, con sede en Sarasota, Florida, nació de una manera casi improbable. A principios de 2021, dos exconcursantes de su antiguo reality show, «The Apprentice», Andy Litinsky y Wes Moss, idearon un plan para crear un gigante mediático conservador centrado en Trump después de que este fuera expulsado de Twitter tras el ataque del 6 de enero a Estados Unidos. Capitolio.

Trump estaba entusiasmado con la idea y unas semanas después se firmó un acuerdo. Litinsky y Moss proporcionarían servicios de consultoría a la nueva entidad, llamada Trump Media, mientras que Trump prestaría su marca y apoyo, adquiriendo a cambio una participación mayoritaria.

Truth Social, que se convirtió en el principal orador de Trump por poner en la picota a sus críticos y oponentes políticos, se lanzó en 2022 como parte de Trump Media. La compañía había firmado un acuerdo de licencia con Trump desde el principio para garantizar que publicaría en Truth Social y no en otras plataformas.

El objetivo desde el principio ha sido hacer público a Trump Media mediante una fusión con una empresa de adquisición de propósito especial, o SPAC. El único objetivo de estas empresas es recaudar fondos de inversores y fusionarse con una empresa operativa, que luego se convierte en una entidad que cotiza en bolsa.

Digital World, una SPAC dirigida por Patrick Orlando, un empresario de Florida, salió a bolsa en septiembre de 2021 y recaudó 300 millones de dólares de inversores. El mes siguiente anunció una fusión con Trump Media, pero poco después se descubrió que Orlando y los representantes de Trump Media habían iniciado conversaciones sobre un acuerdo meses antes de la oferta pública inicial de Digital World. Las reglas de valores prohíben a las SPAC participar en conversaciones importantes sobre fusiones antes de salir a bolsa.

La Comisión de Bolsa y Valores inició una investigación sobre esos acuerdos y, posteriormente, Digital World acordó pagar una multa de 18 millones de dólares al regulador, un acuerdo que permitió que el acuerdo avanzara.

Una demanda presentada en febrero por Litinsky y Moss, quienes alegaban que Trump Media estaba tratando de disminuir su participación, también había amenazado con retrasar la fusión antes de que el juez del caso indicara que dejaría que el acuerdo continuara mientras se resolvía la disputa.

Más allá del beneficio personal inmediato para Trump, la pregunta más importante que enfrenta Trump Media ahora es su futuro comercial y qué planea hacer con los 300 millones de dólares que serán transferidos desde Digital World si se aprueba la fusión.

El acuerdo es beneficioso no sólo para Trump sino también para Truth Social y Trump Media, que han agotado la mayor parte de su efectivo disponible. Truth Social sigue siendo un pececillo en el universo de las redes sociales en comparación con plataformas mucho más grandes como X (anteriormente Twitter) y Facebook, Instagram y Meta Threads. Hasta la fecha, alrededor de 10 millones de personas han descargado la aplicación Truth Social, todas ellas en Estados Unidos, según Sensor Tower, un proveedor de datos.