La oscura historia de la exreportera de CNN Bertha Mendoza

Desde su autoexilio en Washington D.C. la activista Bertha Michelle Mendoza se ha dedicado a desprestigiar a empresarios y operadores de justicia y atacar a sus adversarios. En los últimos 3 meses se unió a un grupo de activistas, ex operadores de justicia organizaciones indígenas de extrema izquierda en los movimientos llamados “la resistencia” y #NonosCallarán.

Sus publicaciones alcanzan hasta 800K reproducciones con pautas dirigidas en la red de X, las cuales son replicadas por activistas de derechos humanos, políticos radicales de izquierda y activistas de la comunicación, en su mayoría simpatizantes de Semilla y de ONG ́s que apoyan movimientos radicales en el país.

En el ojo del huracán se encuentra Bertha Michelle Mendoza Muñoz, cuyos antecedentes familiares y conexiones han sido objeto de controversia. Su nombre ha estado vinculado a diversas situaciones que han generado atención mediática y críticas. En particular, sus relaciones sentimentales  han sido motivo de controversia por la manera en que utilizó su influencia para conseguir información confidencial.

La polémica no se detiene ahí, ya que se ha revelado que la madre de Mendoza, Claudia Martina Muñoz Andrade, le regaló un automóvil en 2008, presuntamente utilizando recursos del Ministerio Público. Posteriormente, la fiscal enfrentó acusaciones de presentar pruebas falsas en un caso, lo que resultó en su traslado a otra oficina y, finalmente, en su despido del Ministerio Público por mal uso de recursos y abuso de poder.

El caso de su ex marido en su contra se cerró después de cinco años, coincidiendo con la remoción de su madre del Ministerio Público y la pérdida de sus contactos, en la que Bertha Michelle Mendoza perdió la custodia de su hija. Esta situación ha generado interrogantes sobre la influencia de los contactos y conexiones familiares en el desarrollo de la carrera y las acciones de Bertha Michelle Mendoza.

Además, se ha informado que las dos hijas de Mendoza ahora viven con Farfán, padre de su segunda hija, y su madre, con quienes mantienen una relación sentimental y comparten hogar. Este hecho ha añadido más leña al fuego de las críticas y ha generado especulaciones sobre las influencias y vínculos de Mendoza en diferentes ámbitos ya que el hombre tiene influencias en México.

Los antecedentes familiares de Bertha Michelle Mendoza y las conexiones que ha mantenido han generado una serie de situaciones polémicas y críticas hacia su persona, pero por sobre todo ha desestimado la credibilidad de sus declaraciones y acciones. Sus relaciones sentimentales, así como los señalamientos de mal uso de recursos y abuso de poder, han puesto en tela de juicio su integridad y han generado una intensa discusión en las redes sociales, especialmente en Twitter, donde la activista se mantiene activa y recibe respaldo de miles de seguidores. La influencia de sus antecedentes familiares y las conexiones que ha establecido han desencadenado una serie de interrogantes que aún esperan respuestas.